Utilizamos cookies para mejorar el servicio y los contenidos que ofrecemos a nuestros usuarios mediante la recogida de datos meramente estadísticos y anónimos. Si continúa navegando consideramos que acepta la instalación de las mismas. En caso de no aceptar, es posible que algunos servicios de la página no se muestren correctamente o queden inhabilitados. Aceptar Más información

La Junta pone en marcha el Plan para la Reactivación del Comercio Andaluz 2014-2017, con un presupuesto inicial de 94 millones

Fecha de publicación:

07/07/2014

Rodríguez destaca que la iniciativa, consensuada con el sector, defiende el modelo comercial regional y constará de nueve programas y 96 proyectos

La Consejería de Turismo y Comercio ha puesto en marcha el nuevo Plan para la Reactivación del Comercio Andaluz 2014-2017, una iniciativa que contará con un presupuesto inicial de 94 millones de euros y que nace con el objetivo prioritario de defender el modelo comercial vigente en la comunidad a través del desarrollo de nueve programas y 96 proyectos específicos.

Así lo ha destacado en Málaga el consejero, Rafael Rodríguez, quien ha subrayado que se trata de una iniciativa que "ha sido elaborada con todos los agentes que trabajan en los distintos ámbitos del comercio andaluz", con quienes los técnicos de la Consejería han trabajado de la mano durante un año en encuentros provinciales para recabar "propuestas y actuaciones necesarias para las políticas que se aplicarán en los próximos cuatro ejercicios".

Rodríguez, quien estuvo acompañado por la directora general de Comercio, María del Carmen Cantero, indicó que este plan "nace con vocación de ser un documento abierto, corregible y evaluable cada año, de forma que permita el seguimiento del propio sector para adaptarse a sus demandas". A su juicio, esta evaluación común constituye "una novedad y una garantía para que los objetivos marcados sean alcanzables y cumplan su función".

Para ello, el Plan para la Reactivación del Comercio Andaluz 2014-2017, parte de un diagnóstico que analiza el entorno económico y la situación del sector y se estructura en tres líneas estratégicas: modelo comercial; empleo, pymes y personas consumidoras; y comercio, territorio, ecología y cultura.

Cada línea estratégica se divide a su vez en tres programas, que se desarrollarán a través de 96 proyectos específicos. Según explicó el consejero, "cada proyecto tiene una o varias metas alcanzables, instrumentos de actuación, órgano responsable e indicadores que nos permiten saber adónde queremos llegar dentro de cuatro años y cuánto nos falta para lograrlo".

La iniciativa cuenta con una dotación inicial de cerca de 94 millones de euros, que podrían superar los 115 millones con los fondos europeos, "un entorno presupuestario elaborado en un escenario de enorme prudencia para no inflarlo con cifras irreales que se queden en promesas frustradas", señaló Rodríguez.

Autónomos y pymes, pilares del plan

Entre las medidas más destacadas, el titular andaluz de Turismo y Comercio incidió en aquellas que van dirigidas a mejorar la posición en el mercado de los autónomos y la competitividad de las pymes del sector, que "son los verdaderos pilares que sostienen este plan".

Así, se refirió a actuaciones relativas a distribución de productos de cercanía para bajar costes, modernización de la estructura comercial, formación e investigación, promoción de establecimientos y centros comerciales abiertos, empleo de calidad, líneas de financiación, impulso del asociacionismo, o nuevas sinergias con la artesanía y el turismo; todas ellas "medidas establecidas por los comerciantes como indispensables para la mejora, defensa y protección del sector", agregó.

En opinión de Rafael Rodríguez, la puesta en marcha de este Plan de Reactivación "es una gran noticia para el sector y la economía andaluza", pese a nacer "en un contexto poco favorable para el consumo y negativo en cuanto a las medidas liberalizadoras recientemente aprobadas por el Gobierno central".

Por todo ello, concluyó que la misión de este plan es la de "salvaguardar los intereses generales de la mayoría social de Andalucía, marcando una hoja de ruta de las políticas que necesitamos para fortalecer al sector comercial y atender sus necesidades tanto coyunturales como estructurales".

  • Fuente: Junta de Andalucía