Utilizamos cookies para mejorar el servicio y los contenidos que ofrecemos a nuestros usuarios mediante la recogida de datos meramente estadísticos y anónimos. Si continúa navegando consideramos que acepta la instalación de las mismas. En caso de no aceptar, es posible que algunos servicios de la página no se muestren correctamente o queden inhabilitados. Aceptar Más información

CECOFAR: Una Cooperativa Diferente

logo cecofar

¿Quién no ha oído hablar de las cooperativas de aceite en Andalucía? Sin duda alguna, las cooperativas aceiteras o aceituneras son de las más conocidas por el público general, el cual tiene asociado el concepto de cooperativa al sector agrario. A pesar de ello, las cooperativas existen en todos los sectores, entre ellos, el farmacéutico.


Si volvemos la vista a tras y damos un paseo por nuestra historia más reciente, vemos como durante el primer tercio del siglo XX el panorama farmacéutico español vivió tiempos intensos. Este hecho estuvo marcado por la competencia con el sector droguero por el control del almacenaje de materias primas y la dispensación de especialidades, además de la puesta en circulación en el mercado de productos de dudosa calidad que afectaban a la salud pública y a la credibilidad de la farmacia.


La comunidad farmacéutica reaccionó de manera activista, liderando un movimiento que buscaba el posicionamiento estratégico de conjunto y suponía la intervención en tres ámbitos: el control de la dispensación, la presión sobre el poder político para obtener beneficios corporativos y la creación de un canal de distribución propio: las cooperativas. Y es en este contexto, en el que nacerá el cooperativismo farmacéutico español, y con ello Cecofar.


Cecofar es una cooperativa encargada de la distribución de productos farmacéuticos y parafarmacéuticos constituida en el año 1930 en Sevilla. Fue la segunda que surgió en España, siendo la primera la de Barcelona. Desde sus inicios, esta cooperativa adoptó un carácter multiprovincial, distribuyendo productos incluso a farmacias ubicadas en el norte de Marruecos.
A lo largo de todos estos años de andadura, Cecofar ha tenido como objetivo principal el de la expansión territorial. Así, al almacén de Sevilla le siguieron en años posteriores los de Huelva, Badajoz, Córdoba, Cádiz, Jaén, Ciudad Real, Ceuta, Toledo, Madrid y Málaga.


El éxito que Cecofar ha cosechado desde sus inicios se asienta sobre dos pilares fundamentales: el excelente y eficaz equipo de profesionales con el que cuenta, el cual recibe una formación continua para atender de la mejor forma a los más de 3.000 socios que han decidido trabajar con esta cooperativa; y la innovación e implantación de la más avanzada tecnología.
En la actualidad, la red de almacenes de Cecofar es de las más vanguardistas de Europa debido a su grado de robotización y la avanzada tecnología utilizada durante todo el proceso. Además de esto, todos los almacenes cuentan con un sistema informático de última generación, SAP, que gestiona toda la información. Por último, y dada la sensibilidad del producto, Cecofar realiza rigurosos controles de calidad en todos sus almacenes.


Si a todo lo anterior le añadimos una potente red logística, obtenemos como resultado un tiempo de respuesta de cuatro horas y una capacidad de manejo de más de 30.000 referencias.
En cuanto a su modelo de funcionamiento, Cecofar lleva a cabo una “Distribución Tradicional”: detrae el beneficio del suministro de los productos caros y de alta rotación para subvencionar el servicio de los productos baratos y de baja rotación; del mismo modo, emplea los ingresos obtenidos del servicio a las farmacias ubicadas en los núcleos urbanos para subvencionar el servicio de las ubicadas en poblaciones remotas. Por ello, a este modelo se le conoce como “Modelo Solidario de Distribución”.


Pero Cecofar no es solo una distribuidora de productos farmacéuticos, su principal valor es la orientación al cliente y la prestación de un servicio integral para atender a sus socios con criterios de excelencia. Para la consecución de estos objetivos, Cecofar presta dos tipos de servicios, profesionales y empresariales.


Dentro de los servicios profesionales se pone a disposición de los socios un módulo de Formulación Magistral y un amplio vademécum de productos; un servicio de Medicina Natural; y un área de Veterinaria.
Los servicios empresariales engloban cuatro áreas: organización de actividades de Formación, ya sea en modalidad presencial o teleformación; servicio de Asesoramiento Financiero; servicio de Asesoria Empresarial; y un servicio de apoyo informático para el desarrollo de soluciones informáticas para la gestión de las farmacias.


Todos los almacenes poseen un call center, dirigidos todos ellos por profesionales farmacéuticos, desde los cuales se atiende de manera rápida cualquier duda o consulta que los socios puedan tener.
El sector farmacéutico se encuentra regulado por la Ley del Medicamento por lo que los márgenes de actuación y económicos son muy estrechos. Esto hace que la competencia con otras cooperativas, multinacionales o laboratorios sea aun más dura. Dada esta situación, se hace indispensable contar con un equipo comercial fuerte que mantenga una relación estrecha con los socios ya existentes y además, sea capaz de incorporar otros nuevos a Cecofar.


El esfuerzo realizado por Cecofar para ofrecer siempre a los socios el mejor servicio se ha visto recompensado con numerosos reconocimientos, destacando la certificación del sistema de Gestión de la Calidad según la norma ISO 9001:2000, concedida por AENOR en 1999, constituyendo la primera empresa de distribución española certificada.